NUESTRA HISTORIA

Arena de Lucha Libre en Naucalpan, ícono deportivo y cultural de San Bartolo

El recinto también resguarda una historia con el cuerpo de bomberos y la policía, ya que entre 1965 y 1967 prestaban sus instalaciones para acondicionamiento físico de los elementos.

Como cada domingo desde 1977 a las puertas del número 19 de la calle Jardín, en San Bartolo, los aficionados esperan a sus luchadores favoritos para pedirles una foto o un autógrafo. Todos llevan puesta una máscara  para cuidar su identidad y los aficionados una mascarilla protectora para luchar contra el covid-19. Los niños son los más entusiastas y presumen las máscaras de sus ídolos, que consiguieron en el puesto que se pone frente a la Arena de Lucha Libre de Naucalpan. Con un poco de gel antibacterial los reciben para ingresar a las instalaciones, que cuentan con autorización para un aforo de 60 por ciento, de las 2 mil personas que pueden albergar. Desde su oficina, Marco Antonio Moreno Madrid, presidente de International Wrestling Revolution Group (IWRG) y gerente de la Arena Naucalpan, termina de afinar los detalles de la función que anuncia como principales a “Abismo Negro” y el “Hijo del Alebrije”. “Mi padre, el mayor Adolfo Moreno Rocha, ‘El Pirata Moreno’, empezó a luchar a fines de 1959, a hacer lucha libre en Tlalnepantla. En 1961 pasó al Lienzo Charro de Naucalpan y ahí comenzó a hacer funciones hasta que le llegó la oportunidad de adquirir la plaza de gallos que estaba en la esquina, frente a la Unidad Cuauhtémoc, a un lado de la Unidad Naucalpan», señala Marco Antonio Moreno Madrid. Ahí, dijo, comenzó a hacer funciones de lucha en 1962 e inauguró la Arena K.O. Al Gusto. “En aquella inauguración, con el anuncio que se hizo se llenó, eran casi 800 personas. No había techo, tenía asientos y gradas de madera, pero a gracias a Dios se llenó. Todos los albañiles que estaban trabajando en la construcción del Seguro Social asistieron porque estaban levantando la Unidad Cuauhtémoc del IMSS”, recordó Moreno Madrid. Y agregó: “los terrenos de la actual Arena se compraron en 1972, en aquel entonces el espacio se encontraba ocupado por vecindades, pero tras adquirirlo, ‘El Pirata Moreno’ inauguró el recinto en diciembre de 1977 y hoy suma más de 6 mil funciones ofrecidas a los aficionados y más de 2 mil 500 giras como empresa luchística».